Al lado de los escritores, artistas y disidentes del movimiento Beat en Estados Unidos, estuvieron varias mujeres de vidas igual de intensas y turbulentas, quienes además escribieron y crearon para confrontar los prejuicios de la complaciente y opresiva posguerra, cuando los tiempos aún se negaban a cambiar…

A más de más de medio siglo del inicio del movimiento beat en los años cincuenta del siglo pasado, es fácil olvidar lo opresivos y misóginos de aquellos tiempos de auge del sueño americano de la posguerra. Si bien a los escritores y artistas beat se les persiguió como disidentes e inconformes, también se les colocó como protagonistas centrales casi únicos de esa explosión artística, mientras la mayoría de las mujeres del movimiento fueron colocadas en la periferia, sus voces acalladas, sus logros trivializados.

Por fortuna libros como los de Carolyn Cassady, Fuera del Camino. Mi vida con Cassady, Kerouac y Ginsberg (1990), y Brenda Knight, Mujeres de la Generación Beat (1996), han contribuido a remediar esta injusta apreciación del papel femenino en la Generación Beat.

Varias temperamentales mujeres participaron de una u otra forma junto a los protagonistas centrales de esa generación: Jack Kerouac, Neil Cassady, William Burroughs, Paul Bowles, Allen Ginsberg, Gregory Corso, Gary Sneider y demás. Muchas de ellas, escritoras de los años treinta y cuarenta, influyeron artísticamente en los jóvenes beat. Otras más, contribuyeron con sus propias obras literarias al movimiento o derivaron de él. Pero también destacan las parejas, compañeras, esposas, musas inspiradoras, quienes alentaron y compartieron el espíritu rebelde de estos innovadores, escapistas extremos del opresivo american dream, materializado en la casa en los suburbios, el automóvil familiar, un empleo de nueve a cinco y los fines de semana pasados en la pesadilla moderna del centro comercial.

Aquí las viñetas de varias estas mujeres: el beat femenino de la Generación Beat.

 

 Jane Auer Bowles. Nacida en 1917, se convirtió en escritora de culto con su novela Dos damas muy serias, el libro de relatos Placeres sencillos y la obra teatral En la casa de verano. Neoyoquina de cepa, de niña viajó a Suiza a tratarse de tuberculosis. De vuelta en su ciudad fue una figura célebre de Greenwich Village por su talento, rebeldía y por escándalos en torno a su bisexualidad. En 1938 se casó con el compositor, pianista y extraordinario escritor Paul Bowles, con quien viajó a México, Costa Rica, España, y finalmente hasta Tánger en Argelia, donde residió desde 1947, lejos de la “pesadilla estadunidense”. Jane fungió como puente entre el grupo anterior, la llamada Generación Perdida (Hemingway, Stein, Fitzgerald, Steinbeck, Dos Passos, Waldo Pierce, Alan Seeger)  y los nuevos escritores beat. Alcohólica, enferma y usuaria permanente de hachís, su salud se deterioró a partir de 1957 por un ataque cardiaco. Murió en Málaga, España, en 1973. Paul Bowles relató esta dolorosa experiencia en sus memorias.

 Joan Vollmer Adams (Burroughs). Nació en Nueva York en 1924 y fue la mujer más prominente en el círculo de los primeros beat. En el Barnard Collage compartió habitación con Edie Parker (después casada con Jack Kerouac), y en los años cuarenta su departamento neoyorquino fue el primer centro irradiador del movimiento: lugar de discusión, reunión, celebración y vida. Su primer esposo, Paul Williams, fue reclutado y al regresar de la guerra se divorció de una Joan bisexual, alcohólica, adicta a la benzedrina y activista del movimiento beat. En 1946 inició su relación con William Burroughs, con quien se casó y tuvo un hijo.

     Fueron encarcelados varias veces por tener sexo en público, consumir marihuana, beber y alborotar el orden. La pareja viajó a México y se involucró en truculentas aventuras delincuenciales, consumo de heroína, amantes diversos (hombres y mujeres), y donde también solicitaron el divorcio.  El 6 de septiembre de 1951, bebiendo en una reunión en su departamento de la colonia Roma,  Burroughs mató a Joan al dispararle mientras “jugaban a Guillermo Tell y ella sostenía un vaso en su cabeza”. Bill declaró que había sido un accidente y fue liberado mediante el pago de miles de dólares.

 

 Edie Parker Kerouac. Nació en Michigan en 1922. Fue la compañera neoyorquina de Joan Vollmer Burroughs en el apartamento de la calle 118, donde se gestaron muchas de las ideas y posiciones estéticas del movimiento beat. Amante de Lucien Carr, uno de los primeros beat, conoció luego a Jack Kerouac, con quien se casó en 1944. Jack estaba en la cárcel acusado de complicidad en el asesinato de David Kammerer, apuñalado por el propio Carr. Se dice que Jack se casó con Edie para que ella pagara la fianza. Se distanciaron en 1946 y el matrimonio fue anulado en 1952. Ella se casó dos veces más. Kerouac la siguió frecuentando hasta su muerte en 1969. Ella murió en 1993. Edie escribió su autobiografía en relación con la generación beat You’ll be Okay (1991).

 Joan Haverty (Kerouac). Nacida en 1931 en Albany, hija de una madre soltera, desde pequeña fue una estudiante rebelde. En 1950 se relacionó en Nueva York con Bill Cannastra, abogado amigo de Allen Ginsberg y Jack Kerouac. Mientras viajaban en el Metro, Cannastra trató de brincar por la ventana, se golpeó la cabeza y falleció frente a Joan. Tres semanas después Karouac le pidió matrimonio y se casaron el 17 de noviembre de 1950. En 1951 vivieron en Manhattan en donde nació su hija Janet Michelle Kerouac, pero el matrimonio ya se había distanciado. Ella se casó dos veces más, recorrió el país, tuvo otros dos hijos y siempre luchó porque Kerouac reconociera a su hija. Diagnosticada con cáncer en 1982, durante los últimos años de su vida escribió sus memorias Esposa de nadie (1989), con base en su experiencia con la generación beat. Teniendo talento natural para la escritura, se negó a publicar por considerar sus textos privados. Falleció en 1990.

LuAnne Henderson (Cassady). Nacida en Denver en 1930, a los 15 años fue la primera esposa de Neal Cassady. Acompañó al escritor en la mayoría de sus andanzas de 1945 hasta 1948, cuando se separaron a causa de Carolyn Robinson. Al año siguiente Neal la buscó en Denver y viajaron en auto hasta Nueva York a recoger a Jack Kerouac y luego de regreso hasta San Francisco, donde Neal vivía con Carolyn. La historia de este recorrido fue narrada por Kerouac en On the Road, y sin duda es emblema de la presencia de las mujeres beat no sólo en las novelas sino en la vida misma de los integrantes masculinos de esa generación. LuAnne, setentona, vive en Denver.

 

Carloyn Robinson (Cassady). Nacida en Michigan en 1923, estudió en Denver, donde en 1947 conoció a Neal Cassady, ya cómplice de Kerouac y Ginsberg. Neal estaba casado entonces con LuAnne Henderson. Una tarde Carolyn encontró a Neal en la cama con Ginsberg y LuAnne y decidió partir. Neal la persiguió hasta San Francisco donde se casaron en 1948. Tuvieron una hija pero al poco tiempo Neal partió tras LuAnne y Kerouac con quienes viajó a Nueva York y de regreso en una aventura capturada en la célebre novela On the Road. De vuelta en San Francisco, Kerouac, Neal y Carolyn sostuvieron una larga relación triangular hasta la muerte de Neal en San Miguel de Allende, en 1968. Jack murió un año después y Carolyn fue a vivir a Londres, donde escribió los libros Heart Beat. My Life with Jack and Neal (1980) y Off the Road. My Years with Cassady, Kerouac, and Ginsberg (1990).